Regulación de ahorro|

Última actualización el 12 de julio de 2021

El 13 de marzo de 2020, el gobernador Greg Abbott emitió un estado de desastre en todos los condados de Texas debido al brote de COVID-19. Al declarar el estado de desastre, el gobernador desencadenó una serie de acciones, una de las cuales autorizó el uso de todos los recursos disponibles y necesarios del gobierno estatal para ayudar a manejar esta situación.

El Departamento de Ahorros y Préstamos Hipotecarios reconoce que el estricto cumplimiento de ciertas leyes y reglamentos existentes podría prevenir, obstaculizar o retrasar la prestación de servicios financieros en relación con los esfuerzos para hacer frente al desastre declarado. Por lo tanto, el Departamento ha sido autorizado para suspender temporalmente el requisito de que un banco de ahorros autorizado por el estado debe presentar una auditoría independiente al Departamento a más tardar 90 días después de la fecha de finalización de su año fiscal. Esta suspensión no modifica el Código de Finanzas de Texas ni el Código Administrativo de Texas, pero debe permitirse estrictamente debido a la situación de COVID-19.

Esta suspensión está en vigor hasta que la Oficina del Gobernador la cancele o hasta que la declaración de desastre del 13 de marzo de 2020 se levante o expire, lo que ocurra primero.

Cerrar ventana de búsqueda